El Portal de la NES
  Artículo 11: ¡Basket en la NES!
 
ARTÍCULO Nº 11: ¡Basket en la NES!
(27/11/2011)



"¡La vida puede ser maravillosa!" Con esta frase y otras muchas, Andrés Montes, comentarista deportivo, aderezaba las madrugadas baloncestísticas para los aficionados españoles a la NBA. A la magia y al espectáculo con el que ya contaba la archiconocida liga privada estadounidense, se unían el ingenio y la energía de un comentarista sin igual. Hoy daremos un repaso al bagaje -sinceramente escasito- que queda en el vasto catálogo de la primeriza de Nintendo, y me gustaría aprovechar para homenajear al citado periodista, ya fallecido, que vivía este deporte como nadie más.

Los juegos de basket para NES se podrían clasificar en dos grandes tipos: Basados en la NBA y basados en el basket 2 vs 2. Y en cuanto a calidad... bueno, gracias al cielo tenemos un título de cada clase que merece mucho la pena, sin embargo el resto son simplemente curiosos o ciertamente prescindibles. Veámoslos cronológicamente.

Ningún juego de la primera generación se acercó a este deporte, así que no es hasta 1987 cuando Konami pensó en adaptar Double Dribble, que llevaba un año en las recreativas norteamericanas, para la NES. El resultado es un buen simulador que consiguió juntar todos los pilares básicos: Partidos 5 vs 5, opción para 2 jugadores, animadoras en el descanso, escenas animadas en los mates y una buena forma de enfocar los tiros libres. Sólo hay unos pocos equipos -ficticios- inspirados en la NBA, cada uno con características diferenciadas y siempre te enfrentas a Boston. Personalmente siempre me ha gustado, pero nunca le he conseguido coger el punto a defender.

Un año después, Aicom propuso con Hoops otra forma de enfocar el basket: Partidos callejeros 1 vs 1 ó 2 vs 2. Lo primero: para determinar quien tiene la primera posesión puedes elegir competir con tiros libres o jugar a "alrededor del mundo" -lanzar desde diversas posiciones-, pero estos lanzamientos se simulan con una flecha cerca de la canasta que se mueve más que un garbanzo en la boca de un viejo y me resulta frustrante. Destaco negativamente el sonido, demasiado estridente y monótono. Tiene cosas curiosas, como los personajes, que son únicos y con características explícitamente diferenciadas, y que tiene final (bastante graciosete).

Un año después salen a la luz un par de juegos más, con suerte desigual. El primero, desarrollado por Rare, se tituló Jordan vs. Bird: One on One. Aunque haya quien defienda este juego, a mi me parece una basura apenas jugable. Un conjunto de 1s y 0s que no merece llevar el nombre de semejantes emblemas de este deporte. Puedes dedicarte a jugar 1 vs 1 eligiendo a tu estrella favorita o jugar una suerte de "concursos" de mates, malabarismos, triples y demás morralla sin gracia que sólo hace relleno en el cartucho. Sinceramente, pusieron los nombres en la portada y lo soltaron, seguro que muchos picaron. Lo lamento por ellos.

El segundo juego de dicho año se llamó All-Pro Basketball y vino de nuevo de la mano de Aicom. En este caso la desarrolladora optó por inspirarse en Double Dribble, que aún no tenía competencia en cuanto a calidad. El resultado fue un juego dinámico y entretenido. En su contra está la forma de enfocar el cambio de una pista a otra: cuando pasas de la línea de centro, subiendo el balón, la cámara se detiene, gira 180º, y te pone en la misma perspectiva que antes pero ahora el aro que ves es al que tienes que tirar. Una movida. Por lo demás... los tiros libres se realizan igual que en Hoops, o sea, un mareo -¡te odio Aicom!-; y la forma de robar el balón es angustiosamente difícil: es el mismo botón para cambiar de jugador, que para robar. Tiene animaciones en los mates al igual que Double Dribble. En lo positivo, visualmente no podía ser más nítido y claro, y sus melodías me gustan mucho. Una vez más nos encontramos con equipos ficticios para ciudades reales de EEUU, todavía las licencias eran algo inalcanzable, y los jugadores son todos iguales, sin estadísticas.

En el cambio de década empezaron a proliferar más juegos de basket para NES. Así en el primer trimestre de 1990 Software Creations "creó" -bueno, adaptó del arcade- un juego tan malo como el que tiene a Jordan y Bird como protagonistas. Estamos hablando de Magic Johnson's Fast Break. En definitiva, juegas partidos 2 vs 2 a campo completo donde pueden jugar 1, 2 ó 4 jugadores. En realidad te recomiendo que no invites a nadie si quieres conservar tus amistades. ¿Qué puedo decir? Malos gráficos, sonido vulgar y jugabilidad impresentablemente simple. No tiene el más mísero detalle, ni la más mísera opción, ni elegir tiempo... ¡NADA! De los jugadores que controlas, en principio, ninguno es Magic y para colmo, cada vez que sucede algo interesante, o se comete alguna infracción, lo que tenemos es la pixelada sonrisa Magic en 8 bits haciendo comentarios. Impagable. Y encima está patrocinado por Pepsi... cada día me gusta más la Coca Cola.

Pasado el ecuador de 1990, de nuevo Aicom tiene algo que decir. Y ese "algo" se llama Ultimate Basketball, un juego que tiene cosas interesantes. Ahora las escenas animadas de los mates son interactivas, y tienes un momento en el cual debes pulsar el botón para que el tiro sea efectivo. Por fin empezamos a tener control sobre los cambios, los jugadores presentan estadísticas y se van cansando durante el partido. Es el primer intento de simulador de un campeonato de baloncesto. Mejora también la forma de enfocar los tiros libres, eliminando la flecha -¡te quiero Aicom!- y creando una barra similar a la que vemos cuando hacemos los mates. Ah, y cuando juegas contra la CPU, lo normal es que ésta abuse de ti como un sparring ya que cuesta cogerle el punto a los robos.

A finales del mismo año, Rare intentó quitarse la espinita de su anterior fiasco desarrollando un curiosísimo juego cuya fama aún perdura por lo sorprendente del planteamiento: Arch Rivals. Es imposible pasar por alto dos aspectos de este título. Primero: Lo divertido que resulta su primer contacto. Y segundo: Lo ridículamente simple en cuanto a opciones y jugabilidad a largo y medio plazo. Y es que en este cartucho se juegan partidos 2 vs 2 en los que TODO está permitido... convirtiendo el partido en un festival de puñetazos. Ni siquiera están implementadas las reglas básicas como el campo-atrás. No importa. Simplemente deja sin sentido al rival -con un poco de práctica hasta podrás bajarle los pantalones- y anota. Su simplicidad abruma, aunque haya para elegir varios equipos y jugadores... la sensación de "siempre lo mismo" hace mella pronto, y más si no consigues un compañero para jugar.

La cosa se tuerce bastante cuando nos topamos con el único juego de basket publicado en el 91 para la NES: Harlem Globetrotters. Basado en el popular espectáculo en forma de partido medio-amañado, la desconocida compañía Softie Inc. -sólo desarrolló 2 juegos para NES- nos ofrece un cartucho soso de narices, aburrido y con cierta sensación de injugable, a pesar de tener implementadas las reglas básicas y algunos malabarismos. El juego permite seleccionar entre los Globetrotters y el que ha sido su rival hasta 1995, los Washington Generals -elegir los Generals es una pérdida de tiempo, ya que no puedes hacer los malabarismos... bueno el juego en sí es una pérdida de tiempo-. Una vez más un juego de basket basado en una franquicia decepciona.

Mientras nos adentramos poco a poco en la década de los '90 aún estamos esperando un juego que de verdad pueda competir con Double Dribble y quitarle el trono. Pero son tiempos oscuros para el basket en la NES y Roundball 2-on-2 Challenge (1992) no va a ser la tabla de salvación ni mucho menos. Park Place Pdtns., compañía que sólo desarrolló un título para NES -éste- nos brinda partidos 1 vs 1 o 2 vs 2, con la particularidad -lanza a favor- de la buena cantidad de opciones que podemos decidir antes de empezar (tiempo, jugadores, dificultad, poder cambiar de jugador o ser uno sólo, etc...) y las numerosas estadísticas de los jugadores a seleccionar (difícil verificar que no es un simple paripé...). Discreto.

A punto de acabar 1992, salió al rescate de este deporte un imponente juego: Tecmo NBA Basketball. Alucinante de principio a fin, desde la escena de presentación al espectáculo del descanso. Y por si fuera poco, tiene la licencia de la NBA por lo que se puede jugar con todas las estrellas de la NBA -de dicho año claro-, entre las que están Jordan, Pippen, Barkley y muchas más, así como todos los equipos. Desde mi punto de vista, es un portento para la consola de la que estamos hablando. Puedes realizar la pretemporada, consultar las estadísticas, jugar las temporadas regulares y luego los play-off, realizar cambios al instante, pedir tiempos muertos, ajustar las estrategias de defensa y ataque... o simplemente selecciona jugar un All-Star y pásalo bomba con mates y tapones. Como digo, Tecmo -el rey de los videojuegos deportivos de la NES- adelantó muchas cosas que posteriormente desarrollaron con acierto compañías como Electronic Arts. Es el JUEGO DE BALONCESTO de la NES.

A finales del 93, con la Super Famicom -la Super Nintendo japonesa- en el mercado y bien asentada durante dos años, a los de Technos no les tembló la mano para realizar un nuevo título deportivo para una consola que agonizaba y que casi pedía la extremaunción. Se trata de Nekketsu! Street Basket: Ganbare Dunk Heroes, un título que, protagonizado por el famoso Kunio Kun, nos propone partidos increíblemente locos y divertidos de basket callejero. Preparaos porque os espera tal locura que en las primeras partidas os podréis ver superados por las circunstancias... canastas una encima de otra para anotar en serie, puñetazos y patadas, lanzamientos mágicos, elementos del escenario con los que interactuar... toda una serie de cuidados elementos puestos con buen saber hacer y una calidad gráfica acorde al año en el que se publicó. Sin duda el juego de basket más curioso del catálogo... una verdadera pena que no saliera de Japón -el único de éste artículo-.

Como veis, no son demasiados títulos. Se hace aún más evidente si observamos la inmensa cantidad de títulos para NES -y Famicom- inspirados en deportes como el béisbol y el golf. A pesar de que no hay mucha variedad de títulos buenos, me quedo sin ninguna duda con los dos últimos en salir. Así, el MVP iría para Tecmo NBA Basketball y el jugador revelación para el Nekketsu! Street Basket.


 
   
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=